domingo, 2 de mayo de 2010

XENOFOBIA Y LA ORGANIZACION LATINO PARTNERSHIP FOR CONSERVATIVE PRINCIPLES





 Opinión


La XENOFOBIA (odio a lo extranjero) que han sufrido en el pasado también los irlandeses, italianos y ahora los latinoamericanos que vienen a un país fundado por INMIGRANTES EUROPEOS en tierras de los indios americanos, los dueños ancestrales de estas tierras que ahora viven en reservas. Los afroamericanos, los judíos, los musulmanes y las mujeres también han sido objeto de comentarios similares.

Sectores conservadores como el Latino Partnership for Conservative Principles han indicado que si este país quiere mantenerse competitivo frente a potencias emergentes como China e India tiene que legalizar a los millones de trabajadores indocumentados y mantener un flujo de inmigrantes que reemplace a la generación de los “baby boomers” en edad de retiro.
Los que piden una reforma migratoria son VOTANTES ESTADOUNIDENSES como yo.
Otros ciudadanos estadounidenses  votantes piden una reforma migratoria, pero estos a su vez tienen sus seres queridos , tías, un hermanos o una madre que forman parte de unos 11 millones de indocumentados que se encuentran en este país.

Podemos votar y mantener al Partido Republicano como un grupo minoritario por generaciones si es que sigue manteniendo posiciones antiinmigrantes. Las razones de una reforma migratoria, además de la económica que inyectaría millones de dólares por las multas y pagos de impuestos, es más que todo un imperativo moral para niños estadounidenses que se les violan sus derechos al arrancarlos de los brazos de sus padres indocumentados que son tratados como criminales. Los jóvenes estudiantes indocumentados que han crecido en Estados Unidos, hablan más inglés que español, también están pidiendo una legalización. A diferencia del movimiento conservador del Tea Party impulsado por el enojo, las familias inmigrantes y ciudadanos quieren que este Estados Unidos mantenga su tradición de inmigrante con justicia y compasión.