sábado, 15 de junio de 2013

El presidente saliente de Irán : Ahmadineyad









El presidente saliente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, es un político controvertido, tanto dentro como fuera del país. Pero él y su firme postura sobre diversos asuntos claves seguramente no han pasado desapercibidos en ningún punto del planeta.

Ahora, al término de su segundo mandato, su personalidad ya forma parte de la imagen que deja la república islámica en el mundo. ¿Un belicista o un verdadero defensor de la soberanía de su país?, ¿un populista o un político comprometido con los iraníes?: esas son las distintas facetas de la impresión que causa en distintas personas. 

Hay quienes opinan que el presidente Ahmadineyad ha cruzado algunas "líneas rojas" dentro del país con respecto al líder supremo de la revolución y por ello ha decepcionado a mucha gente. Sin embargo, el portavoz del Consejo de Guardianes de la Revolución, Abas Ali Kadjodai, desestima esta suposición.

"Estamos en favor de la unidad --dice--. Y todos los presidentes del país, independientemente del momento, han buscado esa unidad. Todos siguen la misma política". 

El programa nuclear, tema clave del mandato

Lejos de la república islámica, el tema que ha levantado más resquemores en los ocho años de Ahmadineyad a la cabeza del Ejecutivo ha sido el programa nuclear. El asunto ha elevado la tensión entre Estados Unidos, Israel y la Unión Europea, por un lado, e Irán, por el otro, a unos niveles de constante alerta. 

Ambos bandos en varias ocasiones abandonaron la mesa de negociaciones para convertir las especulaciones sobre la supuesta bomba nuclear en una herramienta de presión política. Desde el lanzamiento de sus primeros proyectos en el campo de la energía atómica, Teherán ha rechazado todas las acusaciones y ha defendido los fines pacíficos de las tecnologías aplicadas. 

Todo ese tiempo más del 80% de los ciudadanos iraníes apoyaban tanto el programa de investigaciones nucleares como la dedicación del mandatario a defender el derecho del país al átomo pacífico. Esta coincidencia en opiniones ha sido uno de los factores claves de la gran aceptación popular de Ahmadineyad.




Defensor de los más pobres 

Lo que pocos ponen en duda en Irán es la sencillez y modestia en su forma de vivir. Así, en todos estos ocho años no ha cobrado sueldo como jefe del Ejecutivo, sino que ha seguido manteniendo su salario como profesor de la Universidad de Teherán. 

Uno de sus mayores logros ha sido poner a los empobrecidos en un lugar privilegiado de la agenda política iraní. Por eso hay gente en el país que le agradece en especial su contribución al bienestar de las familias. 

"Ahmedineyad ha sido capaz de defender a los más pobres. Ha dado subsidios, les ha construido casas, ha bajado los intereses de los bancos", dice un conductor junto a su viejo vehículo en una calle de Teherán. Otros recuerdan que empezó a viajar por los pueblos pequeños: algo que no había hecho ningún líder persa antes que él. 

Texto completo: http://actualidad.rt.com/actualidad/v... 

http://actualidad.rt.com/
¡Suscríbete a "ActualidadRT"!http://www.youtube.com/subscription_c...
Siganos en http://twitter.com/ActualidadRT 
http://www.facebook.com/ActualidadRT yhttps://plus.google.com/b/11720581372...