miércoles, 12 de octubre de 2011

Leyenda Boricua








Borinquen bella,
siempre hermosa
inmortal es su belleza
por eso eres grandiosa,
Perla del Caribe
diamante del mar
tu ambiente calido me llama
en su blanca arena quiero descansar.
Borinquen, isla virgen
su inocencia y confianza fueron burladas
su virtud gritando dolor desde sus entrañas,
sus lagrimas ignoradas por el Vejigante , ladrón.
Sus montañas , sus ríos violados
lágrimas cual manantial de rojo llanto
fueron brotando desde
sus  adentros y lo  profundo de sus montañas,
impregnando así a su tierra,su corazón herido ,
mudo el gemido de su desgracia
ante la humanidad, 
la mascara burlona del dios que vino del mar,
se adueñó sin piedad y de un solo golpe
introdujo su aguijón, su veneno 
a la isla envenenó...
La bella Borinquen que al Dios de los Mares veneró
inocente  pensó, que el mar  a su Dios , les regaló.
y  ese mismo  dios  se transformo 
en una abominación.
Y así  pasaron los años llenos de martirio y dolor
sometida, cabizbaja la hermosa Perla del Caribe,
de un rayo fulminados sus dioses ,su religión y su corazón.
Adiós Yuquiyú, adiós Juracán, adiós al cacique Uroyoán, 
por siempre  la  presencia taina estará
en sus ríos y sus vertientes, en sus calles,
en la sonrisa de su gente.
No fue fácil borrar a Borinquen
del mapa de las Antillas,
pues como el pitirre que defiende su nido
del  guaraguao,
así  lucho y luchará por su tierra y su libertad.


Safe Creative #1110120283487



Soledad Robles